Incensarios

Los incensarios son una forma de ayudarte a crear tu estado vibratorio deseado de forma rápida y sencilla.

6.3014.00

Limpiar
Peso N/D
Dimensiones N/D
Tamaño

Mediano, Pequeño

*Los artículos pueden variar levemente de aspecto, debido a la veta natural de la piedra.

Historia

De igual forma que comentábamos sobre los portavelas, los incensarios son tan antiguos que no nos podemos remontar con exactitud a su inicio. Mas han estado presentes en Tradiciones espirituales como las Chamánicas del Sur de América, las animistas de América del Norte, en los Celtas de Europa, las Tradiciones Budistas del Tibet, las Hinduistas de la India, las Católicas de todo el planeta…

Es decir, de los más conectados con la Tierra a los más regulados por religiones, todos, en su contacto con la Divinidad han recurrido a la quema de resinas, plantas, flores e inciensos varios. Es conocido en nuestro país el famoso “botafumeiro” que recibe a los peregrinos del Camino en la Catedral de Santiago. Siendo que ese botafumeiro no deja de ser un incensario a gran escala.

Medicina

Los incensarios se usan para muy diversas funciones:

  • Desde lo más espiritual, como puede ser conectar con la Luz Interior, a lo más mundano para que simplemente huela bien una estancia.
  • Crean ambientes cálidos.
  • Generan vibraciones armónicas para la Escucha.
  • Elevan las plegarias y los espíritus con ellas.
  • Purifican espacios y personas.
  • Ayudan a sanar pues su mensaje es directo al Alma.

A la escucha

Dependiendo de lo que quememos dentro se generará una expresión u otra. Así que te invitamos a que explores en nuestra Tienda Online para elegir el aroma que más te sea afín en este momento de tu vida

Qué usaremos:

  • El incensario que elijamos.
  • El kit de la resina que deseemos, en el que ya podremos encontrar: resina y carbones.
  • Cerillas
  • Un trapito o servilleta para poder coger la tapa una vez que esté prendido.

Cuidados

Asegúrate de ver el tutorial “Cómo prender un Sahumerio” para hacerlo correctamente.

Cuídate al prender el carbón, una vez que ya lo veas incandescente déjalo en el incensario y déjalo respirar hasta que queme por completo. Si quieres, puedes usar unas pinzas para realizar este paso. Una vez encendido recuerda que quema. Aunque no veas llama, recuerda que es una ascua. Cuando hayas puesto la tapa al incensario, si quieres volver a levantarla para verter más resina, asegúrate de hacer con el trapito o te podrías quemar.

Siempre, supervisa tus velas, sahumerios e inciensos cuando estén prendidos.

Valoraciones

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Sé el primero en valorar “Incensarios”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *